LAS FIESTAS SOLEMNES:
Cree que las fiestas establecidas por Dios en las SSEE, escritas en el libro de Levítico, capítulo 23 son el verdadero Culto de Adoración que sus hijos deben tributar a Dios. En ellas está simbolizado el Ministerio de Jesús y su participación en el Plan de Salvación. Son señal o la identificación del pueblo de Dios. Allí encontramos el sábado semanal y sábados anuales.

Éxodo 3:13-17 y Ezequiel 2:11-12.

A continuación se describe cada una de estas festividades que la Iglesia observa:

Sábado (semanal), es el día de reposo y Santa convocación para adoración. Conmemora toda la creación de Dios, simboliza el eterno reposo que  Dios dará a su pueblo, iniciado con el reino de Cristo y después la eternidad. Es señal o identificación del pueblo de Dios.

Éxodo 31:12 al 17.

Santa Cena o Pascua, en ella se conmemora la muerte y resurrección de Cristo;  durante la noche del 15 de Abib (14 por la tarde), se imparte el pan y el jugo de la vid, símbolo de su  sacrificio como cordero pascual, para librarnos de la muerte y darnos vida eterna mediante la resurrección y transformación cuando EL venga en su reino. San Juan 6:53 y 54.

Quienes participan de la Pascua deben antes lavarse los pies unos a otros, expresión de servicio y humildad. Lucas 22:7-20, 1° Corintios11:23-26 y Juan 13:5-17.

Ázimos, son siete días se debe comer pan sin levadura, expresión de santidad y pureza.

Éxodo 12:14-20 y 1° Corintios 5:7-8.

Pentecostés, es un día de reposo anual, conmemora la venida del Espíritu Santo; la entrega de la Ley en el Monte Sinaí. En el Nuevo Pacto la Ley de Dios es grabada en la mente y el corazón  de los cristianos por el Espíritu Santo.

Hechos capitulo 2,  Éxodo capitulo 19 y 20 y Hebreos 8:8-13.

Trompetas, es día de reposo anual, el pueblo de Dios es avisado, las trompetas anuncian las plagas y castigos que vienen al mundo impío, anuncian la gloriosa venida de Jesús, la resurrección y transformación de los justos y proclaman la instauración del reino de Cristo.  Tesalonicenses 4:16, Apocalipsis 8:6 y capitulo 11 y 15 y 1° Corintios 15:51 y 52.

Expiación, Ayuno; es un día de reposo anual, se abstiene de toda comida y bebida. A través de esta solemnidad se describe el ministerio de Jesús en los cielos, su sacrificio expiatorio y su función como Sumo Sacerdote para hacer la reconciliación del hombre con Dios.

Levítico 16:29-34, Hebreos capítulos 8 y 9, Joel 2:15 al 18 y 2° Corintios 5:17 al 20.

Cabañas o Tabernáculos; en esta fiesta solemne durante ocho días las familias viven en carpas, adorando y alabando a Dios, demostrando que somos peregrinos sobre la tierra. Es símbolo de la cosecha final de almas y del Reino Milenial. El octavo día o último y gran día, al que Dios lo consagra como sábado, simboliza el descanso eterno con el Padre.

Hebreos  11:9 y 10, Apocalipsis 20 y  2° Pedro 3:11 al 13.-