Click on your flag to translate

Spanish Afrikaans Arabic Bulgarian Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Dutch English Filipino French Georgian German Greek Hebrew Hindi Indonesian Italian Japanese Korean Malay Maltese Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovenian Swahili Thai Turkish Ukrainian Vietnamese Yiddish

FUNDAMENTOS DE NUESTRA FE

 

La Iglesia Israelita del Nuevo Pacto de Chile en forma sintetizada declara, hasta hoy, los siguientes puntos, los cuales reconoce, cree y acepta como Principios de FE basados en la SSEE., se citan solo algunos textos bíblicos, como ejemplo, en cada punto.-

 

1. LA BIBLIA:

La reconoce como fuente absoluta de instrucción y verdad revelada por Dios, a través del  Espíritu Santo. En ella encontramos escrito, en el Antiguo y Nuevo Testamento, el Mensaje de Redención para toda la humanidad. Describe los acontecimientos pasados, presentes y futuros según 2° Timoteo 3:15-17 y 2° Pedro 1:19-21.-

 

2. DIOS EL PADRE:

Reconoce a Dios el Padre, como el Supremo Creador del universo, es Eterno y Todopoderoso. Rinde alabanza y adoración como un solo Dios y a Jesús como su esencia y su manifestación al mundo. Hebreos 1:2,  1° Corintios 8:6, Colosenses 1:15-16 y Juan 1:1-3 y  14.-

 

3. JESUS – EL MESIAS:

Reconoce a Jesús el Mesías como  Dios y manifestado como hijo de Dios enviado al mundo para redimir y salvar al hombre que cree en EL, y que acepta que mediante su sacrificio se obtiene el perdón de los pecados.

Acepta que Jesús es nuestro Sacerdote y Abogado en los cielos y guía a su Iglesia hacia la santidad y perfección mediante el Espíritu Santo. Sus ejemplos enseñanzas, y virtudes son modelo para nuestra vida.

Juan 3:16, Juan 17: 3,  1° Juan 2:1,  Hechos 4:12 y  Efesios 4:11 al 15.-

 

4. ESPIRITU SANTO,

Cree en el Espíritu Santo como el poder que emana de Dios, el que es enviado y habita en el corazón y mente de los hijos de Dios. Este les guía y enseña la justicia y verdad de Dios, sus leyes y mandamientos. También se manifiesta en ellos dando frutos y virtudes espirituales como la FE, la ESPERANZA y el AMOR, invita  a la obediencia a Dios.

Hechos 1: 8 y Juan 14:15-26.-

 

5. PLAN DE SALVACION Y LA CONGREGACION:

Cree que Dios ha ideado un Plan de Salvación para redimir al hombre del pecado y darle promesas de vida eterna mediante la FE EN JESÚS, la creencia y aceptación del evangelio y la obediencia de sus leyes y mandamientos, observando sus Sábados o Fiestas Solemnes.

Hechos 3:18-26, Romanos 5:8-11, Tito 2:11-14, 1° Juan 3:1-3 y Hebreos 5:8-9.

Cree que Jesús para cumplir su propósito de trasmitir el evangelio de salvación a todo el mundo y lograr la  perfección y  unidad de los hombres frente a Dios, llama a la humanidad a integrarse a su Congregación y predicar su evangelio a  todos los hombres.

Efesios 4:3-13, 1° Corintios 12:27-31, Mateo 16:18, 1° Timoteo 3:15 y Hechos 2:47.-

 

6. LOS DIEZ MANDAMIENTOS:

Cree que Dios entregó a su pueblo los Diez Mandamientos para que sean  observados por todos sus hijos en todos los tiempos, la que es una  Ley  perfecta, santa, justa y buena.

Éxodo 20:2-17, Santiago 1:25, Mateo 5:17-19, Deuteronomio 4:1-8, Mateo 22:35-40.-

 

7. LAS FIESTAS SOLEMNES:

Cree que las fiestas establecidas por Dios en las SSEE, escritas en el libro de Levítico, capítulo 23 son el verdadero Culto de Adoración que sus hijos deben tributar a Dios. En ellas está simbolizado el Ministerio de Jesús y su participación en el Plan de Salvación. Son señal o la identificación del pueblo de Dios. Allí encontramos el sábado semanal y sábados anuales.

Éxodo 3:13-17 y Ezequiel 2:11-12.

A continuación se describe cada una de estas festividades que la Iglesia observa:

 

Sábado (semanal), es el día de reposo y Santa convocación para adoración. Conmemora toda la creación de Dios, simboliza el eterno reposo que  Dios dará a su pueblo, iniciado con el reino de Cristo y después la eternidad. Es señal o identificación del pueblo de Dios.

Éxodo 31:12 al 17.

 

Santa Cena o Pascua, en ella se conmemora la muerte y resurrección de Cristo;  durante la noche del 15 de Abib (14 por la tarde), se imparte el pan y el jugo de la vid, símbolo de su  sacrificio como cordero pascual, para librarnos de la muerte y darnos vida eterna mediante la resurrección y transformación cuando EL venga en su reino. San Juan 6:53 y 54.

Quienes participan de la Pascua deben antes lavarse los pies unos a otros, expresión de servicio y humildad. Lucas 22:7-20, 1° Corintios11:23-26 y Juan 13:5-17.

 

Ázimos, son siete días se debe comer pan sin levadura, expresión de santidad y pureza.

Éxodo 12:14-20 y 1° Corintios 5:7-8.

Pentecostés, es un día de reposo anual, conmemora la venida del Espíritu Santo; la entrega de la Ley en el Monte Sinaí. En el Nuevo Pacto la Ley de Dios es grabada en la mente y el corazón  de los cristianos por el Espíritu Santo.

Hechos capitulo 2,  Éxodo capitulo 19 y 20 y Hebreos 8:8-13.

 

Trompetas, es día de reposo anual, el pueblo de Dios es avisado, las trompetas anuncian las plagas y castigos que vienen al mundo impío, anuncian la gloriosa venida de Jesús, la resurrección y transformación de los justos y proclaman la instauración del reino de Cristo.  Tesalonicenses 4:16, Apocalipsis 8:6 y capitulo 11 y 15 y 1° Corintios 15:51 y 52.

 

Expiación, Ayuno; es un día de reposo anual, se abstiene de toda comida y bebida. A través de esta solemnidad se describe el ministerio de Jesús en los cielos, su sacrificio expiatorio y su función como Sumo Sacerdote para hacer la reconciliación del hombre con Dios.

Levítico 16:29-34, Hebreos capítulos 8 y 9, Joel 2:15 al 18 y 2° Corintios 5:17 al 20.

 

Cabañas o Tabernáculos; en esta fiesta solemne durante ocho días las familias viven en carpas, adorando y alabando a Dios, demostrando que somos peregrinos sobre la tierra. Es símbolo de la cosecha final de almas y del Reino Milenial. El octavo día o último y gran día, al que Dios lo consagra como sábado, simboliza el descanso eterno con el Padre.

Hebreos  11:9 y 10, Apocalipsis 20 y  2° Pedro 3:11 al 13.-

 

8. PECADO:

Cree que el no obedecer las leyes y mandamientos de Dios, debe entenderse que es pecado y el pecado engendra la muerte. 1° Juan 3:4 al 9 y Romanos 6:22 y 23.-

 

9. CALENDARIO:

Acepta el calendario Lunisolar, es decir, considerando la luna y el sol, mencionados en las Sagradas Escrituras, como elementos reguladores de las edades para los efectos de celebración de las Santas Solemnidades y establecimiento de los tiempos de las profecías. Génesis 1:14 al  18; Salmos 81:3-5; Levítico 23:4.

Mes lunar para las fiestas, y año solar para las estaciones.-

 

10. LEY ALIMENTICIA:

Acepta la doctrina de la Ley Alimenticia establecida por Dios en Levítico capitulo 11 para hacer diferencia entre lo limpio y lo inmundo; lo que se puede comer y no se puede comer.

1° Timoteo 4:3-5, Isaías 66:16 y 17.-

 

11. DIEZMOS:

Acepta el mandato  de los Diezmos como el sistema económico instituido por Dios para su pueblo, también las ofrendas voluntarias.

Levítico 27:30, Mateo 23:23,  Malaquías 3:8-10 y 2° Corintios 9:7-10.-

 

12. BAUTISMO:

Acepta el acto del Bautismo establecido por el Señor Jesús como primer sacramento, para ser aceptado como miembro de la Iglesia; se realiza en lagos o ríos, sumergiendo en el agua a la persona que ha creído,  se ha arrepentido y convertido al Señor, como símbolo de muerte y resurrección a una nueva vida. Jesús lo hizo dejándonos el  ejemplo.

Mateo 28:18-20, Marcos 16:15 y 16, Hechos 2:37-39.-

13. LA ORACIÓN:

Cree que mediante la oración nos comunicamos con Dios para pedirle su ayuda, protección y salud, tanto espiritual, material y física. Esta debe ser en nombre del Señor Jesús con fe y devoción. Las hermanas deben hacerlo cubriendo su cabeza con un velo, también en las alabanzas porque son ofrendas de adoración y reconocimiento al amor y grandeza de Dios. Colosenses 3:16-17;  Hebreos 13:15, Mateo 6:6-15, Juan 14:12-13.-

 

14. MATRIMONIO:

Acepta el matrimonio como única forma de iniciación de una familia,  bajo las condiciones  establecidas en las Sagradas Escrituras. Para los hermanos que se han unido en matrimonio civil un Ministro ora pidiendo la bendición  de Dios para su nueva vida en común.

Génesis 1:27-28, Efesios 5:28-33 y Mateo 19:1-6.-

 

15. PRESENTACION DE NIÑOS:

Acepta la presentación y bendición de los niños solicitada mediante una oración a Dios, como único acto de reconocimiento en la institución para los infantes.

Lucas 2:22, Marcos 10:13-16.-

 

16. UNGIMIENTO E  IMPOSICION DE MANOS.-

Acepta el ungimiento con aceite o imposición de manos como un acto de FE para alcanzar la sanidad espiritual y física.

Éxodo 15:26, Santiago 5:4 y Marcos 16:18.-

 

17. RESTAURACION DE  ISRAEL:

Acepta la restauración y conversión de Israel a Jesús, como parte de la doctrina de Dios. Romanos 11:25-26, formando un pueblo con Judíos y Gentiles convertidos al Señor Jesús y unidos se preparan para recibir a Jesús como Rey.

Efesios 2:11-19, Joel 2:23-32; Ezequiel 37, Jeremías 31:8-12 y 35-38.-

 

18. LAS  PLAGAS Y  CASTIGOS:

Cree que durante el período del fin Dios castigará a la humanidad impía con las plagas, muriendo gran parte, también con la presencia de Cristo se ejecutan estos castigos.

Apocalipsis  6, 9 y 16, Salmos 2:7-9, Daniel 2:44, Romanos 2:6-10, Lucas 13:22-30.-

 

19. LA VENIDA DE JESUS Y SU REINO.-

Acepta y vive por la esperanza del retorno del Señor Jesús en su segunda venida, como Rey de reyes y Señor de señores, para reinar en la tierra por mil años con los justos resucitados y transformados incorruptibles. Su reino será un Reino de  paz y felicidad.

Daniel 7:26 y 27, Hechos 1:11; Apocalipsis 5:10, Apocalipsis 11:15,  1°Tesalonisenses 4:16-17, Lucas 1:32-33 y Apocalipsis 20:1-7.-

 

20. JUICIO  FINAL:

Acepta la doctrina del Juicio Final donde todos los impíos resucitarán después del milenio y serán castigados cada uno de acuerdo a sus obras, al igual que la bestia, el falso profeta, Satanás y sus ángeles, y será destruido todo dominio, toda autoridad y por último la muerte.

2° Corintios 5:10, Romanos  14:10-12, Mateo 24:32, Apocalipsis 20:11-15, 1° Corintios 15, 24-26.-

 

21. LA ETERNIDAD:

Acepta que  después del milenio y el juicio final,  moraremos en la tierra nueva y la nueva Jerusalén Celestial junto a Dios el Padre, por la eternidad.

Apocalipsis 21:1-27, Juan 14:2-3, 2° Pedro 3:12-13, Isaías 65:17. Allí llegarán todos los que han servido al Señor y están inscritos en el Libro de la Vida.-