Click on your flag to translate

Spanish Afrikaans Arabic Bulgarian Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Dutch English Filipino French Georgian German Greek Hebrew Hindi Indonesian Italian Japanese Korean Malay Maltese Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovenian Swahili Thai Turkish Ukrainian Vietnamese Yiddish

Lección 16

EL BAUTISMO

 

Lectura bíblica Colosenses 2:10-13

 

Otro principio de fe importante para la Iglesia, reside en aquella sentencia expuesta por nuestro Señor Jesús a Nicodemo, príncipe de los fariseos cuando le dijo: “…De cierto te digo que el que no naciere otra vez  no puede ver el Reino De Dios,…” (Juan 3: 1-6)

Orígenes Del Bautismo En Las SS.EE.:- Aún cuando  la doctrina del Bautismo es datada como un ceremonial a partir de la aparición de Juan Bautista en  Jerusalén, seguido por el bautismo con que Cristo Jesús inicia su ministerio, y valida este procedimiento, es importante considerar que desde el principio, las Escrituras dejan ver al Bautismo como una forma de conectar al hombre con Dios. El apóstol Pedro en una ocasión (1ª Pedro 3:20 y 21) y Pablo en otra (1ª Corintios 10:1 y2), relacionaron en  sus cartas, dos acontecimientos históricos con el bautismo, que a través de los siglos se convertirían en una de las más importantes ceremonias en la vida de la Iglesia del Nuevo pacto.
El Apóstol Pedro en su primera carta en el capítulo 3, relaciona la vivencia de Noé y su familia en el Diluvio, como una experiencia bautismal. Lo mismo dice Pablo cuando rememora el paso de los israelíes por las aguas del Mar Rojo; y por cierto, lo mismo podemos aseverar nosotros respecto de la generación de los israelitas que pasaron el Jordán en seco guiados por Josué, haciendo nuestras las palabras de Pablo cuando dijo: “...Y todos fueron bautizados en la nube y en el mar.…”

Los ejemplos citados anteriormente,  nos llevan a concluir que el bautismo ha estado siempre presente en la vida de la Iglesia, desde los tiempos en que la maldad de la sociedad hartó definitivamente a Dios  en los tiempos del patriarca Noé.

Siglos más tarde cuando Israel tenía el estatus de ser la Congregación de Dios en el desierto; fue la Circuncisión la señal de identidad, la marca de nacionalidad que diferenciaba a los israelitas  de las demás naciones; y sobre esto el Apóstol Pablo, en el capítulo 3 de Colosenses, dice que el bautismo actual reedita en nosotros, nuestra propia “Circuncisión” para  identificarnos también como “Pueblo de Dios”. Ahora Bien, Observemos por las Escrituras qué implicancias tuvo para aquellas generaciones vivir esta experiencia:

  • La consecuencia  de este bautismo en las aguas del Diluvio trajo para Noé y su familia la posibilidad de VIVIR EN UNA SOCIEDAD DIFERENTE de la que él provenía y que había sido desechada por Dios, y que obviamente se normaría por los principios divinos, que eran su modo de vivir.
  • Para la nación de Israel que atravesó el mar Rojo, dejaba atrás las penosas vivencias de la dura esclavitud, y ahora tenían ante ellos LA LIBERTAD Y LA PROTECCIÓN DE DIOS, estos serían  los primeros beneficios de su nueva vida.
  • Entre tanto, la generación que al fin  entró  a la Tierra Prometida, guiados por Josué, fueron recompensados con UN ASENTAMIENTO SEGURO DONDE VIVIR EN PAZ y el término de su peregrinaje.

El Bautismo En La Era Del Nuevo Pacto, - Desde el Señor Jesús hasta nuestros días, esta ceremonia pasa a ser la puerta de entrada al mundo de Dios; y por supuesto, nadie puede suponer, que  sean menos las responsabilidades y los beneficios que se obtendrán al traspasar este umbral; respecto  de quienes  vivieron en el pasado, sin embargo, no debemos olvidar algunas consideraciones:

  • Noé demostró ser un HOMBRE FIEL a Dios, en medio de una sociedad, absolutamente corrompida.
  • En Egipto, Israel, aceptó el liderazgo de Moisés reconociéndolo como el enviado de Dios, y se   DECIDIÓ A OBEDECER,  aún frente a todos los riesgos que suponía su rebelión contra el sistema.
  • Mientras que la renovada generación de israelitas  que entraron a Canaán al mando de Josué tuvieron  la confianza y la valentía, para cercar Jericó sin las  capacidades militares o humanas, confiando solo en las promesas de Dios. Conscientes que Fidelidad, Obediencia, Confianza en Dios  y Valentía fueron Los elementos que llevaron a la meta a quienes fueron antes que nosotros; veamos ahora como queda este mandamiento para la Iglesia en esta era: En el capítulo tres del evangelio de Juan, el propio Señor Jesús, deja de manifiesto que El Bautismo, es un paso imprescindible para entrar y ser partícipe del Pueblo de Dios, tal como en la antigüedad, lo era la Circuncisión, para pertenecer a Israel. Pero  previo a este paso, es importante recoger para nosotros las experiencias relatadas en las Escrituras en estas etapas pasadas de la Iglesia de Dios  en el  Primer y Segundo Período de su existencia.

Para llegar al Bautismo es necesario haber demostrado Fidelidad para Con Dios y sus principios como lo hizo Noé. Estar absolutamente decididos a obedecer a Dios como lo estuvo Israel al momento de seguir las instrucciones de Dios a través de Moisés y; también tener La Confianza Y La Valentía de Josué y los que con él entraron a la tierra prometida para llegar al final de la carrera que se inicia con el Bautismo.

Además de desarrollar las capacidades antes mencionadas; es necesario cumplir con los requisitos señalados por el apóstol Pedro en el capítulo 2:38 del libro de “Los Hechos”, donde declara,  como elemento imprescindible: “El Arrepentimiento”, antes de bautizarse. Vale decir, la toma de conciencia   que nuestras maneras pasadas de vivir, por muy convencionales que nos hubieran parecido, no han tenido nada que ver con lo que Dios estima por rectitud, aún cuando tengamos una vida irreprensible en el ámbito social, no es lo mismo en el ámbito espiritual pues desconocíamos y no cumplíamos con la verdadera adoración.

Muchas personas pueden llegar a nuestra comunidad, que se sientan gratas entre nosotros, que guarden más o menos bien las solemnidades y que asistan a nuestras reuniones, todo esto como acciones físicas, No son condicionantes para suponer que

tal persona esté lista para bautizarse; pues sin llegar a sentirse comprometidas con la vida de la Iglesia y su desarrollo;  y si la situación espiritual no es su prioridad sobre  sus intereses y proyectos personales no le está  permitiendo valorar el  llamado de Dios. Hasta mientras no establezcan una escala de valores espirituales que le permita conducirle al arrepentimiento para poner a Dios y la iglesia en el primer lugar todavía no ha llegado el momento de asumir el Bautismo.

Luego, quienes decidan bautizarse, deberán superar una segunda etapa que es  “La Conversión”, es decir, alcanzar el proceso de cambios conductuales impulsados por la apropiación de los principios de Dios en los dos ámbitos fundamentales que deben normar la vida de hijo de Dios, es decir, establecer una real conexión con Dios en primer lugar, y luego  con nuestro prójimo.     

Uno de los grandes consejos respecto a este punto lo podemos encontrar en un la carta del apóstol Pablo a la Iglesia de Éfeso en el capítulo 4:20 donde recomienda, que “…dejemos nuestra pasada manera de vivir y renovemos el espíritu de nuestra mente…” en otras palabras, que cambiemos nuestra forma pasada de pensar,  pues de otra manera es imposible cambiar aquellos hábitos  incompatibles con el actuar de los hijos de Dios. Luego procede el Bautismo, que debe realizarse cuando el Ministro ha logrado comprobar que el solicitante verdaderamente conoce las doctrinas básicas de la Iglesia y  ha aceptado hacerlas su forma de vida. Integrado ya a la comunidad, en el capítulo 15 de Juan nuestro Señor Jesús se nos presenta como la verdadera vid y nosotros como los pámpanos que hemos sido ya limpiados, pero que nos corresponde ahora llevar muchos y buenos frutos, que tienen que ver con la verdadera transformación de nuestras vidas y la manifestación en ella de los frutos del Espíritu Santo revelados en las Escrituras. (Gálatas 5:22 y 23)

No existen diferentes formas de Bautismo (Efesios 4:5); a partir del origen del palabra (Bapto=Inmersión) el bautismo consiste físicamente en ser sumergido en el agua, ceremonia que debe ser hecha por un Ministro. Luego de esto, se realiza el acto de “la imposición de manos” para que los recién bautizados reciban

el Espíritu Santo (Hechos 8:14-17).De esta forma un creyente se torna en un Miembro Oficial De La Iglesia.

Desde la misma perspectiva del origen  de la palabra podemos aclarar una antigua pregunta respecto a: “En que nombre se debe bautizar” una persona; pues Jesús en Mateo 28:19 ordena hacerlo En Nombre Del Padre, Del Hijo, Y Del Espíritu Santo. Mientras que  Pedro en Hechos 2:38, recomienda bautizarse en el nombre de Jesús:

Primero debemos entender  que en la cita e Mateo, nuestro Señor, esta ordenando hacerlo y  como hacerlo; entre tanto el apóstol Pedro esta respondiendo a las personas que habían creído en su mensaje; que es lo que tenían que  hacer; y no esta explicando como hacerlo; obviamente la personas que concurrieron a bautizarse fueron bautizadas por los discípulos en El nombre el Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, pues así habían sido instruido directamente por nuestro Señor Jesús.

Ahora ¿qué significa ser bautizado En Nombre Del Padre, Del Hijo, Y Del Espíritu Santo?  Para entender esto hay que saber que para la Iglesia “El Padre” significa La máxima e indescriptible Perfección, Pureza, Santidad, Sabiduría, Amor Y Misericordia.

“El Hijo”, además de todos los atributos que comparte con su Padre,  por ser la misma esencia para la Iglesia significa La Misericordiosa  Redención; pagada con su preciosa sangre.

Y “El Espíritu Santo” Significa para la Iglesia la Luz y la fuerza  que nos permitan distinguir entre el bien y el mal, entre lo justo y lo incorrecto, entre lo limpio y lo inmundo y vencer en la batalla de la carne contra el Espíritu. Entonces cuando un Ministro dice a un discípulo: “Yo te bautizo  En Nombre Del Padre, Del Hijo, Y Del Espíritu Santo”, como la palabra bautismos significa “inmersión“, entonces de acuerdo al mandato del Señor Jesús el discípulo en este acto será sumergido o introducido en el camino a la Santidad del Padre, será sumergido en la Redención de su Hijo Jesucristo y  sumergido en la Potencia del Espíritu Santo para ser parte activa del la Iglesia de Dios que se levanta  con cada uno de los que hemos creído en la Verdad.

Muchas personas suponen equívocamente que al levantarse de las aguas del Bautismo cambiara su vida radicalmente, pero esto, no es lo que enseñan las Escrituras. La Conversión, es decir, el hecho  de cambiar nuestras vidas, es una acción que comienza previo al Bautismo, y debe desarrollarse a lo largo de nuestras vidas; tarea que debemos asumir responsablemente, pues no son pocas las Escrituras que nos instan  “…a dejar nuestra pasada manera de vivir, y dejar al viejo hombre que está viciado conforme a los deseos del error…”  y Dios, a través del bautismo, nos ofrece la oportunidad de  eximirnos de la muerte a que estábamos condenados a causa de esa vieja manera de vivir.

La gran lección de los días que vivió nuestro Señor Jesucristo luego de su bautismo nos señalan con claridad los peligros de los cuales debemos cuidarnos  a  los  cuales debemos derrotar necesariamente para que el Espíritu Santo que nos ha sido prometido en el Bautismo pueda desarrollarse integralmente en nuestras vidas.

El capítulo 4 de Mateo dice que luego de bautizarse, nuestro Señor, fue llevado por el Espíritu al desierto y habiendo ayunado 40 días sintió hambre, entonces se presentó Satanás para tentarle. La gran lección de esta parte es que en los momentos más críticos de nuestra vida,  tal vez frente a la imposibilidad de suplir una  necesidad tan elemental como el alimentarnos y alimentar nuestras familias, muchas veces esté más a nuestro alcance solucionar nuestro problema transgrediendo un mandato de Dios, o quedándonos en casa o faltando a alguna Solemnidad que esperar la manifestación de nuestro Dios.

 La segunda propuesta de Satanás, es que el Hijo de Dios le demuestre que su Padre está verdaderamente con Él  lanzándose de las almenas del Templo al vacío. En muchos momentos de nuestra vida exigimos a Dios que Él disponga primero, para luego nosotros seguirle; como por ejemplo que el solucione algún problema personal y luego me bautizo; es decir si Ud. sana a mi enfermo yo me bautizo, o si encuentro trabajo me bautizo,  en circunstancias que muchas veces la causa de nuestros problemas tienen que ver con situaciones propias de nuestra condición como el caso de las enfermedades; o cuando las situaciones se producen   como resultado de nuestras propias acciones, no tengo trabajo porque no soy una persona calificada, o no tuve una conducta adecuada.

 La tercera propuesta de Satanás tiene que ver  con la necesidad de todos los individuos a que se les reconozca y muchas veces queremos alcanzar mayores niveles de vida y reconocimiento que nuestras propias capacidades o virtudes merecen. Y muchas veces en alcanzar nuestros  sueños   hipotecamos lo que a Dios le pertenece. Por esto es importante considerar a las generaciones pasadas para que teniendo en cuenta cómo es que llegaron a la cima,  nosotros también lo logremos. El Hijo de Dios por ejemplo venció todas las pruebas que encontró en su camino  para cumplir su ministerio y hoy esta a la diestra del Padre;  el apóstol Pablo que conociendo sus falencias declara al fin haber corrido la carrera que le fue propuesta  y  pudo  confiar tranquilo en su redención. Fue él quien escribió: “…Y sabemos que a los que a Dios aman; todas las cosas le ayudan a bien, es a saber, los que conforma al propósito son llamados…”

 

CUESTIONARIO LECCIÓN Nº 2

1.-  Explique la relación que existe entre la circuncisión y el bautismo.

 

 

2.-  ¿Cuál es a su juicio, la importancia de la ceremonia del bautismo para los llamados a integrar la Iglesia de Dios?

 

 

3.-  Enumere los antecedentes que existen en la Biblia para establecer que el bautismo estaba presente simbólicamente desde Noé en adelante.

 

 

4.-Enumere los requisitos necesarios de un creyente para proceder a la ceremonia del bautismo.

 

 

5.- ¿Cómo debe llevarse a cabo un bautismo y por qué?

 

 

6.- Explique que significa “en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu santo.

 

 

7.- ¿Cual es la función del Espíritu Santo en una persona bautizada?

 

Lección 15

EL PLAN DE  SALVACIÓN Y LA IGLESIA VERDADERA.

 

Lectura Bíblica: Colosenses 2:16-17

El propósito de esta lección es revisar otros argumentos interesantes en la defensa de nuestra Fe; la Iglesia acepta la existencia de Un Plan Divino de Salvación, para la humanidad; que subyace  explícitamente expuesto en las SS.EE. en el establecimiento del Reglamento de Culto. Uno de los fundamentos bíblicos  que sostienen esta declaración  se basa en aquel principio declarado por el Apóstol Pablo que señala que “…Las cosas que antes fueron escritas para nuestra enseñanza fueron escritas…”  y se entiende que se relaciona con “El Reglamento del Culto” (Levítico 23)  cuando Pablo en la carta a los Colosenses 2:16-17  aconseja  a la Iglesia de Colosas que no se deje intimidar por aquellos que les critican por observar las Fiestas Solemnes, pues, estas son: “Sombra De Los Bienes Venideros”; esta declaración nos  sugiere relacionar y establecer un paralelo entre la liberación de Israel del cautiverio egipcio y la liberación de la Iglesia Del Nuevo Pacto del mundo.

Es así que, como los israelitas ESTABAN  ESCLAVIZADOS EN EGIPTO, antes que viniera la salvación de parte de Dios, la Iglesia, estaba ESCLAVIZADA EN EL PECADO SIN ESPERANZA DE DIOS. Y como el Pueblo elegido era CAUTIVO DE FARAÓN, la Iglesia, en el  Mundo, ESTABA PRESA DE SATANÁS (Efesios 2:1-3).

Del mismo modo como los israelitas en Egipto, estuvieron bajo la sentencia de muerte que pesaba sobre la tierra de Egipto, nosotros, que hoy somos parte de La Iglesia Verdadera; también estábamos en el mundo:"... MUERTOS EN DELITOS Y PECADOS...” (Efesios 2:4-6).

Las Santas Fiestas de Dios fueron los hitos que conformaron la historia de la nación elegida y marcaron la ruta desde Egipto hacia la tierra Prometida, del mismo modo, la Pascua en que nuestro Señor Jesucristo, entregó su vida por la Iglesia y la humanidad; marca el comienzo del éxodo de la Iglesia del Nuevo Pacto, desde  el mundo gobernado por Satanás hasta el establecimiento del gobierno de Dios en la tierra en El Milenio, y cada una de las diferentes etapas que deberá vivir hasta llegar a esta meta profetizada; se encuentran prefiguradas en Las Fiestas Santas que conforman nuestro  calendario religioso, de ahí su total vigencia.

Sin embargo, los planteamientos tan lógicos, expuestos en las Escrituras respecto al Plan De Salvación diseñado por Dios para la humanidad; se estrellan con las falsas doctrinas creadas por Satanás y defendida por el “cristianismo moderno” que supone que tras la muerte de Nuestro Señor Jesús todas las leyes han quedado clavadas en la cruz, que la Ley De Dios fue una invención de Moisés o que ésta sólo tenía validez para el pueblo de Israel y que ahora nuestra relación con Dios se sustenta sólo en la  Fe y La Gracia.

¿Dónde  Radica El Error De Estos Falsos Principios? Al analizar los fundamentos de estas afirmaciones, es fácil darse cuenta de la falta de conocimientos respecto de la estructura de la  Ley De La Adoración establecida por Dios. El apóstol Pablo refiriéndose a la forma de la Ley  durante el Período del Primer Pacto, señala en su carta a los Hebreos en el capítulo 9, lo siguiente: “…Tenía empero el Primer Pacto, Reglamento de Culto Y Santuario Mundano…”  Esta declaración da cuenta de  dos sistemas complementarios que regulaban la relación del Hombre con Dios, y están debidamente descritos, uno, en Levítico capítulo 23 que corresponde a Las Leyes del Reglamento de Culto, y en el otro la  Ley   De Los Sacrificios Por El Pecado, que eran las ordenanzas respecto al Santuario Mundano que se encuentran en los capítulos 28 y 29 del Libro de Números. Su lectura permite darse cuenta que en aquel tiempo  no podía existir uno sin el otro.

Dios reveló a Moisés que las instrucciones contenidas en El Reglamento del Culto,  eran “Convocaciones Santas a las cuales debía citarse en sus tiempos” (Levíticos 23:4)  es decir, las ordenanzas que aparecen este capítulo donde se establece el Reglamento De Culto; declara que estas son citaciones hechas por Dios, y en los versículos 21 y 31 del mismo capítulo señala que estas convocaciones tienen el carácter de mandatos a perpetuidad. El hecho que después de la muerte de nuestro Señor Jesucristo la Iglesia de los apóstoles las siguiera observando, prueba plenamente  esta aseveración.

¿Cuál era el objetivo de estas “Citaciones Santas”?.- Por cierto, el hombre no necesita de la existencia particular de leyes para descansar, porque es parte de sus necesidades fisiológicas, de manera que cuando se estableció el Reglamento de Culto, estas  solemnidades y festividades, ninguna tenía ese objetivo; sino que el sentido principal de ellas era proporcionar al Hombre la posibilidad de estar en contacto permanente con Dios y sus conocimientos. He aquí la razón de las palabras de nuestro Señor Jesús cuando dijo: “…el sábado por causa del hombre fue hecho…”  pues si el  hombre se apartaba de Dios simplemente sería presa fácil de Satanás.

Otra situación importante a considerar, es que en el capítulo 23 de Levítico y en todas las Escrituras no existe una afirmación que le asigne al Reglamento de Culto cualidades por las cuales el hombre observándolo solamente alcance la salvación. Para comprender mejor esto, considerémoslo de la siguiente perspectiva: Si en la ciudad donde Ud. vive existe una calle que tenga tránsito de norte a sur y Ud. en su vehículo viaja siempre de norte a sur; nadie sale a su paso a felicitarlo, ni obtiene ningún premio, pero emprenda una vez un viaje en sentido contrario y se va a dar cuenta que, la ley, por cierto, no premia, ¡Pero condena!   La ley del Reglamento del Culto, no fue dada para alcanzar la salvación; pues si alcanzar la salvación se entiende como lograr la vida eterna; las escrituras señalan que la Vida eterna es una dádiva de Dios, pero su desobediencia constituye pecado y el pecado nos lleva a muerte. Aún así, entendiendo que el objetivo del Reglamento de Culto es acercarnos a Dios como Él lo indica, el obedecer  la Ley de Dios según la promesa de su Palabra encierra para quienes le obedecen grandes bendiciones (Deuteronomio 28:1-8)

Resta ahora examinar el segundo elemento que conformaba la Ley, y que se menciona en  Hebreos 9:1,  El Santuario Mundano, regido por La Ley De Los Sacrificios Por El Pecado (Levítico capítulos 1 al 7). El apóstol trae a colación la existencia del primer Tabernáculo o “El Santuario Terrenal”  construido en los días de Moisés por estricta orden y diseño entregado por Dios (Hebreos 8:5) y que se regía para la adoración, por El Reglamento de Culto y La Ley De Los Sacrificios,  o como la llama el propio apóstol Pablo en su carta a los Efesios en el capítulo 2:15, “La Ley De Los Mandamientos en Orden A Ritos”, que como implementación complementaria e imprescindible al Reglamento de Culto, durante el Período del Primer Pacto, sí contenía una valoración conducente a la salvación porque a través de los diferentes sacrificios de animales y diversos rituales no solo se obtenía el perdón de los pecados sino además apuntaban a la pureza física exigida por la ley durante este período (Hebreos 9:22). Naturalmente, debemos reiterar, estos dos elementos en el contexto de la adoración, eran absolutamente indispensables el uno del otro para presentarse adecuadamente en una Santa Convocación.

Así tenemos, por ejemplo, que cuando El Reglamento De Culto señalaba que el 15 del mes de Abib comenzaba La Fiesta De Los Ázimos, si el pueblo se congregaba y no traía los sacrificios que ordenaban las Escrituras, en este caso, simplemente incurría en una trasgresión a la Ley y viceversa; podían estar las víctimas o  sacrificios exigidos para los Ázimos pero si no era el día determinado en el Reglamento de Culto, no se podía considerar  cumplida La Ley de La Fiesta de Los Ázimos. De manera que plantear que estos dos elementos:(Reglamento De Culto Y Ley De Los Mandamientos En Orden A Ritos) constituían un todo en el ámbito de la adoración, no es una presunción de nuestra Congregación; sino una aseveración  expresada con mucha claridad en las Escrituras.

En el capítulo 12 del Libro de Éxodo en los versículos 26 y 27; Dios indica a los israelitas lo siguiente: “…cuando vuestros hijos os preguntaren, ¿Qué rito es este vuestro?, vosotros responderéis esta es La Víctima de la Pascua…” Aquí la enseñanza es clara, y no señala que la Pascua fuera un rito, sino la inmolación del Cordero Pascual (víctima = rito) constituía la parte ritual de esta Conmemoración.

En Esdras capítulo 3:1-6, narra el hecho que luego del retorno del cautiverio babilónico y habiendo obtenido la autorización del rey Ciro, la primera delegación que regresó a Jerusalén, una vez construido El Altar De Los Sacrificios, celebran la Fiesta de Cabañas, El relato bíblico aparece entonces de la siguiente manera: “…Hicieron asimismo la Solemnidad De Las Cabañas como está escrito, y. Holocaustos cada día, por cuenta, conforme al rito, cada cosa en su día…”  las Escrituras son absolutamente claras, para hacer notar que hicieron las Cabañas “como está escrito”; ¿Dónde está escrito? ¡En El  Reglamento de Culto! Y luego señala que ofrecieron holocausto conforme al Rito. ¿Dónde están las indicaciones respecto a los ritos dentro de los días de Las Fiesta Santas? Por supuesto no en el Reglamento de Culto (Levítico23) sino en La Ley de los Holocaustos y presentes para las Fiestas Santas; que aparece en los capítulos 28 y 29 del Libro de Números.

De esta manera y contrario a todo lo que enseñan las iglesias mal llamadas cristianas, Las Fiestas Santas de Dios tienen absoluta vigencia en la actualidad y esta se sustenta en tres puntos elementales expuestos en las Escrituras:

 

  1. El hecho de no existir ningún pasaje bíblico que determine su conclusión, (Mateo 5:17 y 18).
  2. Su vigencia, además, se sustenta  en el simbolismo subyacente en cada una de ellas, (Colosense 2:16).
  3. La Iglesia Primitiva las continuó observando tras la muerte de Nuestro Señor Jesús y fueron hitos importantes en la vida de los apóstoles: Fiesta de Pentecostés, (Hechos 2:1-47 y 20:16), Pascua y Ázimos, (Hechos 12:1-4), La expiación como de referencia en la vida de Pablo, (Hechos 27:9)

Nadie puede desconocer que el establecimiento del Ministerio de Nuestro Señor Jesucristo, junto al nacimiento y desarrollo  de La iglesia del Nuevo Pacto, en Jerusalén, provocó en la cúpula del judaísmo perseverante  tal cantidad de contradicciones que finalmente la Iglesia Primitiva hubo de resolver en su seno tres grandes interrogantes que en algún momento generaron una incertidumbre no menor entre sus fieles.

  • La Primera de ellas: Aceptar la divinidad de Nuestro Señor Jesucristo.
  • La Segunda: Aceptar a los gentiles en la Iglesia eminentemente Judía.
  • Y la Tercera: Imponer la Circuncisión a los gentiles.

Estas tres situaciones de conflicto; originaron, la mayoría de las cartas del apóstol Pablo y usadas maliciosamente, se han convertido a la vez en la fundamentación del “cristianismo moderno” para tratar de probar en estas escrituras que la vigencia de La Ley de Dios, es absolutamente incompatible con La Fe y La Gracia, cuyo reinado impera hoy para  bien de la humanidad  luego de que La ley de Dios “fuera derogada,” con la muerte de nuestro Señor.

¿Cómo relaciona “el cristianismo moderno” las cartas de Pablo con sus falsas creencias?- En atención a la cronología de los escritos del apóstol, la primera información que aparece como testimonio de los problemas que afectaban a la Iglesia está consignada en la carta a los Gálatas.  Galacia  era una provincia romana ubicada en la parte central de Asia en donde se habían establecido a lo menos cuatro Iglesias de manera que el problema que aborda el apóstol Pablo en sus cartas era verdaderamente preocupante. Partiendo por lo más obvio, nunca debiéramos apartar de nuestra mente que, a diferencia de los treinta y nueve libros de las Escrituras Hebreas, y los cinco primeros de las Escrituras Griegas, “Gálatas”,  es una carta del apóstol Pablo escrita entre los años 50 y 52.

El género epistolar debe estudiarse como un todo indivisible, porque es un mensaje cohesionado y motivado por una problemática especial, de manera que para llegar a una comprensión más exacta de su verdadero contenido atendiendo a las instancias de tiempo que la originaron y su tipología, se hace imprescindible leerla en toda su extensión e interpretarla dentro de su contexto histórico para comprender mejor su contenido.

¿Cuál era la situación que se estaba dando en estas Iglesias?; El encuentro de Pablo con el apóstol Pedro en Antioquia en el capítulo 2 de la carta  deja absolutamente clara la razón que motivó su redacción cuando Pablo pregunta ¿Por qué constriñes a los gentiles a judaizar?, Esta es la temática central de la carta a las Iglesias de Galacia compuesta por judíos y gentiles, sus miembros habían sido persuadidos por judíos llegados de Jerusalén sobre la supuesta obligatoriedad de acceder a la Circuncisión, (Gálatas 5:1-4) para poder participar de la Iglesia; frente a estos hechos Pablo en el capítulo 3 versículos 1 y 2 , requiere algunas respuestas de las Iglesias de Galacia: “¿ Quién os fascinó para no obedecer a la verdad? ¿Recibisteis el Espíritu por Las Obras de La Ley o por el oír de la fe? ¿Tan necios sois que habiendo comenzado por el Espíritu ahora os perfeccionáis por la carne?”

En esta frase Las Obras de la Ley, el mundo protestante encierra todo el Culto de Adoración, ignorando algunos involuntariamente y otros voluntariamente, la verdadera forma de la ley como la explica el apóstol Pablo según se vio en párrafos anteriores; de esta manera las cartas de Pablo, el apóstol de los gentiles, se convirtieron en los “fundamentos de prueba” contra el Reglamento de Culto que la Iglesia Verdadera observa en nuestros días.

¿Es posible que la Iglesia esté equivocada en el enfoque que le da a las Escrituras para defender la vigencia del Reglamento Del Culto De Adoración hasta nuestros días?

La respuesta naturalmente la tendrían que dar las SS.EE. Y las primera de ellas la podemos entender de las declaraciones de nuestro propio Señor Jesucristo cuando declaró: “…No penséis que he venido abrogar La Ley o los profetas: ¡No he venido para abrogar sino a cumplir! Porque de cierto os digo  hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas…”  Así debió entenderlo la Iglesia Primitiva, pues el apóstol Lucas, en el libro de Los Hechos, da cuenta con mucha claridad  como fue la forma de La Adoración en los días de la Iglesia de Jerusalén y en la expansión de la Iglesia del Nuevo Pacto, luego del día en que se derramó el Espíritu Santo en el Aposento Alto. Así también es notoria la forma de La Adoración en las Iglesias que se establecieron tras los viajes misioneros de Pablo (Colosenses 2:16 y 17).

¿Es posible pensar que el apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo en citas como las que aparecen en su carta a Los Gálatas en el capítulo 2:16: o en el capítulo 3:24 y 25; donde habla de la ineficacia de la Ley para justificarnos; nos esté explicando que la ley verdaderamente quedó clavada en la cruz?   Si alguien piensa así  lo primero que debemos poder explicar es que Las  Escrituras NO se pueden contradecir; si el Señor Jesús advirtió que mientras permanezca esta tierra y este cielo también permanecerá La Ley de Dios, el apóstol no puede estar enseñando algo diferente. El asunto queda resuelto cuando el propio apóstol Pablo explica la forma en que La Fe, La Gracia y La Ley, interactúan para conducirnos al camino de la Verdad.

En el capítulo 3 de la carta el apóstol Pablo a Los Romanos, a partir del versículo 23 aclara toda esta situación, cuando escribe de la siguiente manera: “…Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios…”  Así concluye el apóstol, la temática que venía tratando desde el capítulo primero de la carta; para continuar señalando  el camino de la restauración ofrecido por Dios a toda la humanidad a partir del sacrificio de nuestro Señor Jesucristo con las siguientes palabras: “…Siendo justificados gratuitamente por su GRACIA, por la redención que es en Cristo Jesús; al cual Dios ha propuesto en propiciación por LA FE, en su sangre para manifestación de justicia, ATENTO A HABER PASADO POR ALTO, en su paciencia LOS PECADOS PASADOS…”

De esta manera el apóstol Pablo establece el advenimiento de La Gracia con  el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo y la define como la facultad divina de perdonar los pecados sin tener ningún otro mérito que poner nuestro reconocimiento y La Fe en la sangre redentora del Hijo de Dios. La diferencia de apreciación de la Iglesia respecto a la interpretación del “cristianismo” es que mientras estos últimos enseñan que la muerte de Jesús ha perdonado todos los pecados de quienes le reconozcan a Jesús por La Fe como su salvador, la Iglesia  sostiene como principio lo que dicen textualmente la SS.EE., es decir La Gracia, es el Don de Dios  que a través del sacrificio de su Hijo Amado está dispuesto a  Pasar Por Alto Nuestros Pecados Pasados, una vez  que hemos sido bautizados.

Ahora, respecto a La Fe, el ejemplo más descriptivo de lo que encierra este concepto desde luego no puede provenir de  personas, sino de las Escrituras, ésta señalan a Abraham, como El Padre De la Fe, es decir, Abraham, cuya forma de servir a Dios se comprende en una sola palabra: Obediencia . Hebreos 11 señala que Por Fe Obedeció y salió dejando su tierra y su parentela  y habitó en cabañas como extranjero en la tierra que Dios le había procurado.

 Por Fe Obedeció y estuvo dispuesto a sacrificar a su único hijo. En génesis 26:5, señala la Palabra de Dios que: Por Fe Obedeció Abraham y recibió la promesa de que su descendencia sería grande como la arena del mar y en su simiente serían benditas todas las generaciones de la tierra:”…Por cuanto Abraham oyó la voz de Dios Y GUARDÓ LOS PRECEPTOS, LOS MANDAMIENTOS LOS ESTATUTOS Y LAS LEYES DE DIOS. De manera que la Fe no es un sentimiento superficial, ni insustancial, basado solo en creer, pues La Fe sin obras es muerta. Y estos ejemplos vistos nos señalan que en el ámbito de la adoración, la muestra más consecuente de La Fe, es la Obediencia a los Principios establecidos por Dios, como lo hizo Abraham el padre de la fe (Génesis26:5)

Volviendo a los escritos de Pablo que supuestamente apuntarían contra la vigencia de la Ley la pregunta es cómo pudo escribir  el apóstol que La Ley concluía con Nuestro Señor Jesucristo y el establecimiento del reinado de La Fe Y La Gracia (Romano 10:4, Cap. 3:20) y luego en  la misma carta determinar la vigencia de La ley en la siguientes palabras: ¿Donde está pues la jactancia? Es excluida. ¿Por cuál ley? ¿De las Obras? ¡No! Mas por la ley de la Fe. ¿Luego Deshacemos La Ley por la Fe? ¡EN NINGUNA MANERA!; ANTES ESTABLECEMOS LA LEY.  Tras esta lectura, queda claro que quienes tratan de probar que las cartas de Pablo apuntan a la derogación del Culto De Adoración; verdaderamente no conocen las SS.EE. De manera que cuando nos corresponda defender la vigencia de la Ley; lo primero que debemos tener en cuenta es saber explicar con mucha claridad la forma de la estructura de la  Ley, a través de sus diferentes períodos.

            

        Cuestionario Lección Nº 1.

1.-  Explique brevemente cómo estaba constituida  la Ley en el periodo del Primer Pacto.

 

 

2.-  ¿Qué objetivo específico cumplía El Reglamento de culto en la antigüedad bíblica  y cuál era el objetivo del Santuario Mundano?

 

 

3.-  Establezca un paralelo entre los hechos históricos que dieron lugar a la realización de cada una de las Fiestas Santas en el pueblo de Israel y su simbología para la Iglesia del Nuevo Pacto.

 

 

4.-  Analice la carta de Pablo a los Gálatas señalando:

  • Emisor
  • Receptor
  • Tema principal
  • Circunstancias históricas
  • Problemática puntual que la origina

5.-  Pruebe bíblicamente la celebración de las Fiestas Santas de Dios en las Escrituras Griegas

 

 

6.- Explique en qué consiste La Gracia, apoyando sus razones con citas bíblicas y contraponga tales juicios con lo que el Cristianismo define como  Gracia.

 

 

7.-  El advenimiento y muerte de Nuestro Señor Jesús ¿qué cambios provoca en la Ley tal como se concebía hasta ese momento histórico?

Lección 13

LA SOLEMNIDAD DE EXPIACIÓN

LECTURA BÍBLICA 1ª JUAN 2; 1 Y 2.

 

TEXTO D MEMORIA: “…MAS AHORA LIBRADOS DE PECADO Y HECHOS SIERVOS DE DIOS, TENÉIS POR FRUTO LA SANTIFICACIÓN Y POR FIN LA VIDA ETERNA, PORQUE LA PAGA DEL PECADO ES LA MUERTE; MÁS LA DÁDIVA DE DIOS, LA VIDA ETERNA…” ROMANOS 6:12 Y 13.

 

LA SOLEMNIDAD DE LA EXPIACIÓN.

Es la penúltima de las Convocaciones anuales, y tal como lo señálale Reglamento De Culto, fue establecida por Dios a perpetuidad. Esta condición sumada a la simbología implícita en su estructura, justifican la vigencia reconocida en la actualidad por la Iglesia De Dios; como el día en que nuestro  Sumo Pontífice Celestial, se presenta delante del Padre, para interceder por los pecados involuntarios y de ignorancia  de su pueblo, La iglesia del Nuevo Pacto esparcida por el mundo entero.

 

Antes de entrar al análisis de este aspecto de la solemnidad en estudio, debemos recordar que la “FIESTA DE LAS TROMPETAS”, que antecede cronológicamente a la “SOLEMNIDAD DE LA EXPIACIÓN”, representa La  Segunda Venida de  Cristo a la  tierra, en esta ocasión, para establecer su Reino Milenial. Con esto en mente, es natural entender que los sucesos que están prefigurados en el Día de la Expiación, deben estar absolutamente interrelacionados con el retorno de nuestro Señor y sus consecuencias. Entonces para una mayor claridad al respecto examinemos, brevemente, a través de las Escrituras los acontecimientos que preceden al regreso del Señor Jesús y que guardan relación prioritariamente con su Iglesia. El cristianismo popular relaciona inconscientemente, la Venida de Nuestro Señor con la idea del Juicio Final. Este es el  primero de los tópicos que se hace necesario enfocar en busca de establecer, la probidad de la vigencia de la Solemnidad de la Expiación, que es el tema que nos preocupa. El apóstol Pablo en su carta a los Corintios declara: “...porque es menester que esto corruptible sea vestido de incorrupción y esto mortal  sea vestido de inmortalidad...”. Naturalmente se está refiriendo a uno de los primeros acontecimientos que desencadenará la aparición del Señor en su venida y que, por supuesto, involucra solamente a su Iglesia. Ahora Bien ¿Qué fue lo que hizo mortal y corruptible al hombre? ¡¡¡El Pecado naturalmente!!!

Sin embargo, llegado el momento, y en cumplimiento de las promesas contenidas en éste contrato; se sacrifica nuestro Señor Jesucristo (La Simiente de la promesa) para expiar la iniquidad de la humanidad, como le fuera revelado al profeta Daniel (Daniel 9:24)  Su resurrección y regreso al Lugar Santísimo a la diestra de su Padre, lo constituye en el Sumo Pontífice y Abogado de este nuevo Pueblo que se integra espiritualmente a Israel  (Hebreos 8:1,2; 1ª Juan 2:1; Efesios 3:1-6) ¿Porqué su Iglesia había de requerir de un Abogado? Por dos razones bastante simples: Primero, porque, a pesar de nuestros propósitos siempre pecamos, pues: “... si dijéremos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y no hay verdad en nosotros...” (1ª Juan 1:8) y segundo, porque, para las personas que se han esforzado en servir a Dios y que son parte de su Iglesia; está determinado, que no  serían juzgadas con el mundo impío, según lo informa el Apóstol Pedro, quién,  respecto al “Juicio de Dios para con su Iglesia, dijo: “...Es tiempo que el Juicio comience por la Casa de Dios...” (1ª Pedro 4:17)

De modo que las personas que resuciten o sean transformadas al sonido de la séptima trompeta (1ª Corintios 15: 51-53), serán aquellas que fueron juzgadas durante su permanencia dentro de la Iglesia y fueron justificadas por la misericordia de Dios.

Debemos entender, que la resurrección y la Vida Eterna, de ninguna manera son conquistas que el hombre pueda alcanzar por meritos personales, de acuerdo a su Palabra: “la Vida Eterna” es “una dádiva de Dios”(Romanos 6:23), y se sabrá a quienes es otorgada al momento del retorno de nuestro Señor Jesucristo a la tierra. La Solemnidad de La Expiación, tiene, entonces, la particularidad de encerrar en el ceremonial y los elementos que la constituyen,  descritos en el capítulo 16 de Levítico; todas aquellas instancias que involucrarán el devenir de la Iglesia de Dios en la era del Nuevo Pacto, en la conclusión del tiempo.

 

Comprobémoslo a continuación:

 

· Para la expiación del pecado del pueblo la ley requería la presencia del Sumo Pontífice.

· Para la Iglesia del Nuevo Pacto el Apóstol Pablo declara: “...Tenemos tal Pontífice que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos; Ministro del Santuario y de aquel verdadero Tabernáculo que el Señor asentó, y no un hombre. Porque tal Pontífice nos convenía: Santo, Inocente, Limpio, Apartado de pecadores y hecho más Sublime de los Cielos..." (Hebreos 8:1-2;  Hebreos 7:26)

 

· Para la expiación del pecado del pueblo, la ley ordenaba que el Sumo Pontífice expiara los pecados que llevaba consigo.

· Para la Iglesia del Nuevo Pacto su Palabra revela de nuestro Sumo Pontífice: “El Señor Jesús, que no conoció pecado, hizo pecado por nosotros, para  que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él...” (2ª Corintios 5:21) porque “... todos nosotros nos descarriamos como ovejas; cada cual se aparta por su camino, mas Jehová cargó en ÉL el pecado de todos nosotros...”

· Para la expiación del pecado del pueblo la ley exigía dos machos cabríos, sobre los cuales se echaba suerte por Jehová, uno, y por  Azazel el otro. Esto es, uno que se disponía para redimir la culpa ofreciendo su sangre; y el otro que se identificaba con la causa de la culpa, por lo tanto era sacado del real.

· Para la era de la Iglesia Del Nuevo Pacto, el    Señor Jesús, El Sumo Pontífice carga sobre sí, los pecados de la Humanidad (1ª Juan 2-2) y purificó el santuario Celestial , a se regreso a la diestra del Padre, cerrando para siempre la entrada de Satanás al solio de Dios(Hebreos 9: 22-24.

· Durante el tiempo del Sacerdocio Levítico, cuando el Sumo Pontífice salía del Lugar santísimo, el pueblo entendía que sus pecados habían sido expiados y que Dios había aceptado la sangre de los sacrificios.

· Cuando el Sumo Pontífice Del Nuevo Pacto, salga del Santuario Celestial, el Pueblo De Dios redimido por su sangre, sabrá que el juicio sobre ellos habrá concluido positivamente, ora estén durmiendo en el polvo de la tierra o aún vivan.[m1] 

 

· Concluido el ceremonial del “Día De La Expiación” en la era del Primer Pacto. En el capítulo 16:20-22, de Levítico dice lo siguiente:

“…Y  cuando el sumo Pontífice hubiere acabado de Expiar el Santuario, El Tabernáculo y el Altar, hará llegar el macho cabrío vivo y pondrá Aarón las manos sobre la cabeza del macho cabrío y confesará sobre el, todas las iniquidades de los hijos de Israel, y todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolas así sobre la cabeza del macho cabrío; lo enviará al desierto por mano de un hombre preparado para esto; Y aquel macho cabrío llevará sobre sí las iniquidades de ellos a tierra inhabitadas…” Aquí viene ahora lo cuestionable de la postura de algunos que sostienen que ese macho cabrío representa a nuestro Seño Jesucristo; sin considerar el versículo 26 de este mismo capítulo que declara: “…Y el que hubiere llevado el macho cabrío a Azazel lavará sus ropas y también su carne, y después entrará al real…” ¿Por qué esta última ceremonia? Sin lugar a dudas para ser limpio de las inmundicias del pecado que significaba el contacto con éste macho  cabrío, por esto quienes sostienen que este macho cabrío representa a Jesús  están equivocados porque nunca nuestro Señor, ni siquiera en el sepulcro, fue contaminado. Sostener tal afirmación es muy cercano a la blasfemia.

 

· La figura de esta última parte del formulismo del Día De La expiación en el Período del Primer Pacto  representa  también la conclusión de ese maravilloso día en que concluya el juicio a la Iglesia  respecto a este momento, el capítulo 20 : 1-3 de Apocalipsis  [m2] declara que habrá un ángel , con una cadena en sus manos y con la llave del abismo, éste atará a Satanás, el inductor de los pecados de la humanidad y lo arrojará al abismo, en donde permanecerá por mil años.

 

Como se ha hecho notorio en forma reiterada, la Fiesta de las Trompetas simboliza el retorno de nuestro Señor a la tierra, como así mismo, la salida de nuestro Sumo Pontífice del Lugar Santísimo. Luego la Solemnidad de la Expiación simboliza la conclusión del “Juicio a la Casa de Dios”. La escena de algunos muertos  resucitando y algunos vivos siendo transformados, no es otra cosa sino, la entrega del veredicto final a su Iglesia, pues “... no se levantaran los malos en el juicio ni los pecadores en la Congregación de los Justos...” (Salmos 1:5) Todo esto, que es muy importante, no explica aún la razón de la presencia del macho cabrío por Azazel que es lo que nos interesa. Veamos entonces para aclarar definitivamente este punto, como son los juicios de Dios frente al pecado del Hombre: En el capítulo 3 del libro de Génesis, aparece el relato del primer pecado de la humanidad, y el consiguiente enjuiciamiento por parte de Dios a sus autores: Adán y Eva. Sin embargo,  a partir del versículo 14, que es el momento en que Él dicta la sentencia encontramos la forma en que Dios enfrenta el juicio sobre el pecado: Como Adán y Eva desobedecieron, sin lugar a dudas, deberían cargar el peso de su culpa, pero el pecado no era en aquel entonces, condición inherente al ser humano.  El mal era en el principio, antes que el Hombre existiera y la falta de los primeros padre tuvo como instigador a Satanás, en forma de serpiente; por lo tanto, él  también debió comparecer y responder en la medida que participó en la rebelión del género humano. Esa es la forma que Dios enjuicia al Hombre. Otro ejemplo que comprueba ésta aseveración, nos lo brinda el Apóstol Pedro, cuando  alude tangencialmente el Juicio de Dios a la Humanidad en los días de Noé. En esta ocasión, declara que el Señor Jesús fue y exhortó a “los espíritus encarcelados”, culpables, sin lugar a dudas de la corrupción moral y espiritual en aquel entonces. Si bien es cierto, la humanidad se descalificó delante de Dios; pero detrás de esta in conducta  estuvieron aquellos “espíritus encarcelados”. Hay muchas interpretaciones erróneas de esta escritura, sin embargo, la carta del Apóstol Judas en el versículo 6, aclara definitivamente que estos “espíritus encarcelados”, fueron aquellos ángeles que en el principio siguieron la rebelión de Luzbel. Ahora bien, ¿cómo es que si estaban encarcelados pudieron salir y perturbar la sociedad induciéndola al pecado? El mismo versículo de Judas anteriormente citado nos aclara que las prisiones de aquellos ángeles que se rebelaron con Satanás, nada tienen que ver con cárceles físicas en penumbras que les impida moverse, partiendo de la base que son seres espirituales; si no más bien, consisten en haberlos relegados a la “oscuridad” que les impide alcanzar la sabiduría de Dios y obrar el Bien. Estas dos menciones, que nos clarifican la forma de actuar de Dios en sus Juicios frente al pecado de la humanidad; y nos sirven, además, para comprender el simbolismo comprometido en la sagrada Convocación del Día de la Expiación.

 

CUESTIONARIO DECIMOTERCERA  LECCION

 

1. Nombre los elementos que exigía la Solemnidad De La Expiación durante el Período del Primer Pacto, tanto en el Reglamento De Culto Como En La Ley De Los Mandamientos En Orden A Ritos.

 

2. Muchas personas entienden que El Día De Las Expiaciones era el momento para  purgar los pecados que a diario cometían las personas en Israel: ¿Cuál era el objetivo principal de esta Convocación durante el Período del Primer Pacto?

 

3. ¿Qué significa el nombre Azazel?

 

4. ¿Qué representaba el sacrificio del Macho Cabrío por Jehová en el Día de las Expiaciones  en el Período de Primer Pacto?

 

5. ¿ Por qué el hombre que  llevó al Macho Cabrío a Azazel debía cambiar sus vestidura y lavarse antes de volver a entrar al real? (Levítico 16:26)

 

6. De acuerdo a la palabra de Dios expresada por el Apóstol Pedro ¿Cuándo se realiza el Juicio a la Iglesia De Dios?

 

7. ¿Cómo se entiende la forma en que juzga Dios, a la luz del juicio a Adán y Eva y el juicio a la humanidad en los días de Noé?

 

 

8. ¿Qué simboliza en el Período del Nuevo Pacto La Solemnidad De La Expiación?

 

9. ¿Es posible a los humanos alcanzar la Vida Eterna por sus propios medios?

 

10. ¿Qué  es “El Día Del Juicio Final” que prosigue a  la Segunda Resurrección?

 

11. ¿Cuál será  la función de los hijos de Dios  durante El Día Del Juicio Final?

 


 [m1]SIMBOLOGIA DEL AYUNO

 [m2]SIMBOLOGIA DIA DEL AYUNO

Lección 14

LAS DOS  ÚLTIMAS CONVOCACIONES

LECTURA BÍBLICA APOCALIPSIS CAPS. 20 Y21.

 

TEXTO DE MEMORIA: “…BIENAVENTURADO EL QUE TIEN PARTE EN LA PRIMERA RESURRECCIÓN,  LA SEGUNDA MUERTE NO TINE POTESTAD EN ÉSTOS, ANTES SERÁN SACERDOTES DE DIOS Y DE CRISTO, Y REINARAN CON ÉL MIL AÑOS…”

Apocalipsis  20:6

 

De acuerdo  a la doctrina de nuestra Congregación, el simbolismo presente en las lecciones que se han revisado, nos han situado temporalmente en el momento en que nuestro Señor ha retornado a la tierra en su segunda Venida, al sonido de la Séptima Trompeta. Los muertos en Cristo resucitaron y junto a los vivos que fueron transformados fueron al encuentro del Señor Jesús para finalmente posarse en el Monte de Los Olivos, frente a Jerusalén Las dos convocaciones santas pendientes nos vinculan con  dos nuevos hitos de  la historia de la relación de Dios con el Hombre particularmente en este caso con sus hijos.

Cierra el ciclo de la adoración anual, entre los 15 días y 22 del mes séptimo.

 

 

LA  FIESTA DE LAS CABAÑAS.

 

Levítico 23:34-44, la describe de la siguiente manera: “...A los 15 días del mes séptimo será la solemnidad de las Cabañas a Jehová por siete días. El primer día tendréis una Santa Convocación: ninguna obra servil haréis. Siete días ofreceréis ofrenda encendida a Jehová; el octavo día tendréis Santa Convocación, es fiesta, ninguna obra servil haréis, Y le haréis Fiesta a Jehová por siete días cada un año. Será Estatuto Perpetuo por todas vuestras edades; en el mes séptimo la haréis. En Cabañas habitaréis siete días. Todo natural de Israel habitará en Cabañas. Para que sepan vuestros descendientes que en Cabañas hice yo habitar a los hijos de Israel  cuando los saqué de la tierra de Egipto: Yo Jehová vuestro Dios...”

Como en el caso de las anteriores Convocaciones la interrelación de éste evento espiritual, con la historia del Pueblo de Israel es obvia, hagamos un poco de memoria. Vimos anteriormente que la Fiesta de Las Trompetas se relacionaba con la historia del Pueblo de la Promesa cuando al sonido de éstas caen los muros de Jericó. La caída de Los Muros de Jericó a su vez, expresaba que la buena voluntad de Dios para con la nación había sido restaurada, y que el juicio por la rebelión en el desierto, cuando al mando de Moisés rehusaron entrar en la tierra prometida; había concluido.

Esto relaciona directamente la historia de la Nación con La Solemnidad de la Expiación. La Fiesta de las Cabañas, entonces, señalaba a Israel el momento de  establecerse como un reino, en la tierra que Dios había prometido a Abraham su padre, aunque esto haya sido, en aquel entonces, solo una situación temporal; como o explica el apóstol Pablo en los Hebreos.

Las diversas razones por la cual debemos observar esta Fiesta Solemne las podemos resumir en tres:

 

  • En primer lugar el carácter perpetuo asignado a esta festividad otorgado por Dios en la institución del culto (Levítico 23:41).
  •  Luego el sentido histórico que tiene para el pueblo de Israel, declarado en las Escrituras: “...para que no olviden que en cabañas les hizo habitar Dios en el desierto...” ( Levítico 23:42-42);
  • Y finalmente su innegable perspectiva simbólica, que le otorga vigencia absoluta para nuestros días.(Colosenses 2:16-17)

 

La Fiesta de Las Trompetas, y la Solemnidad Del Día de La Expiación, como expuso anteriormente; simbolizan el retorno del Señor Jesús, con todas las implicancias que esto conlleva, pues la salida  de nuestro Sumo Pontífice del Lugar Santísimo en los cielos, determinará  el fin del Juicio a la Iglesia, manifestado, en la Resurrección de los que duermen en Cristo y la Transformación de aquellos fieles que estén con vida en aquel entonces; y finalmente el prendimiento de Satanás. Todos estos hechos profetizados en las Escrituras son, en su relación con la Iglesia el preludio del establecimiento del Reino Milenial de Dios con sus Santos.  

 

La Cabaña es uno de los elementos esenciales de esta celebración, debemos habitar en cabañas  por siete días pues así lo ordena Dios. La morada endeble que habitamos durante la Fiesta, representa, en cierto modo, la levedad de nuestra propia existencia.

 El hecho de lograr reunir toda la comunidad en un solo lugar dejando atrás viviendas materiales,  trabajos y todas aquellas complicaciones de la vida cotidiana, en virtud de la enseñanza que hemos recibido por las Escrituras; simboliza la esperanza de lo que será nuestra existencia en el tiempo del Milenio.

 Lo temporal del habitar las cabañas en los días de la Fiesta indica, con claridad que el Milenio No es la Eternidad. Todavía falta cerrar el ciclo de la existencia de la humanidad alejada de Dios.[m1] 

Recordemos que en la segunda venida de nuestro Señor, solo resucitarán aquellos que serán parte del gobierno que Dios establecerá en su retorno a la tierra, pues: “...los otros muertos no tornarán a vivir, hasta que sean cumplidos mil años...”.

 “... Y cuando los mil años sean  cumplidos  Satanás será  suelto de su prisión, y saldrá para engañar las naciones que están sobre los cuatro ángulos de la Tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de  los Santos y La ciudad Amada: Y  de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró. Y el diablo que los engañaba, fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la Bestia y el Falso Profeta, y serán atormentados día y noche para siempre jamás. Y vi un trono Blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyó la tierra y el cielo; y no fue hallado el lugar suyo. Y vi los muertos grandes y pequeños que estaban delante de Dios; y otro libro fue abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras..”.

Como se puede leer textualmente, hay varios sucesos que  acontecen después del Milenio. Este relato nos permite comprender el significado simbólico del octavo día de la Fiesta, es decir: El tiempo después del Milenio en que se desarrollarán todos estos acontecimientos revelados en el Libro de Apocalipsis 20: 7-15 y que culminan con El Gran Juicio Final. “...Luego el fin...”, señala el Apóstol Pablo, cuando Jesús entregará el Reino al Padre: “...Porque es menester que Él reine hasta poner a todos sus enemigos  debajo de sus pies. Mas luego que todas las cosas le fueren sujetas, entonces también el mismo Hijo, se sujetará, al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios el Padre, sea todas las cosas en todos...” (1ª Corintios 15: 28)

 Sin lugar a dudas, las Fiestas Santas simbolizan el Plan de Salvación propuesto por Dios para la humanidad. Cada una de ellas destaca un hito importante en la marcha emprendida por su Iglesia, desde el momento en que  Cristo la rescató de la Muerte hasta que llegue al lugar que nuestro propio Señor Jesús prometió, cuando dijo: “...En la casa de mi Padre, muchos lugares hay. De otra manera os lo hubiere dicho: voy pues a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere, y os aparejare lugar, vendré otra vez y os tomaré a mí mismo PARA QUE DONDE YO ESTOY, VOSOTROS TAMBIÉN ESTÉIS...”. (Juan 14: 2-3)

 

El ordenamiento de esta Festividad, de acuerdo a  las Escrituras se ve en el gráfico siguiente:

  • La Fiesta de las Cabañas es una Convocación Santa de Carácter Perpetuo.
  • Se debe celebrar desde el 15 al 22 del Mes Séptimo de acuerdo al mandato de Dios.
  • Toda la Iglesia deberá habitar en Cabañas durante el período indicado, incluidas ambas fechas.
  • Se deberá consagrar como sábados, el primer y último día de acuerdo a las Escrituras.

 

Aún cuando la orden de Dios es habitar en Cabañas por siete días: La razón de permanecer en ellas el octavo, obedece al hecho de la condición de “sábado” que le es conferida a éste día en el Reglamento Del Culto.

Hasta este punto de nuestro estudio la historia de Israel y la Iglesia han  marchado por el mismo camino aunque separados por siglos de distancia y en diferentes dimensiones. Primero ellos esclavizados en un espacio físico: Egipto. Un opresor físico: Faraón. Obtienen una libertad del mismo carácter, cuando Dios quiebra el yugo de  esclavitud  que les oprimía. La dura ruta del desierto, las Trompetas del Milagro y la patria que heredaron, fueron vivencias humanas, en espacios físicos y  temporales; que, sin embargo, al comenzar la historia de la Iglesia nos damos cuenta que no son otra cosa, sino espejos, que iban imprimiendo en la historia del hombre y en su conciencia la huella de un camino que más tarde, en sentido espiritual recorrería la Iglesia.

No podemos terminar esta parte de nuestro estudio sin mencionar que existe una ponencia que plantea que La Fiesta de las Cabañas es símbolo de la Eternidad, sin embargo, partiendo del elemento fundamental de la Fiesta: “la Cabaña”, nos podemos dar cuenta que ésta, no puede simbolizar La Eternidad. El sentido de la cabaña representa lo pasajero, la levedad de la existencia. Terminado el Milenio, luego que sucedan todos aquellos acontecimientos simbolizados en el Octavo Día de la Fiesta, a los cuales nos referimos en párrafos anteriores; recién quienes estén viviendo esos momentos podrán conocer lo que será la Eternidad. Concluyamos entonces el análisis a esta fiesta, destacando dos puntos:

 

1º.- La Fiesta de las Cabañas en la historia de Israel es una conmemoración de su travesía por el desierto y símbolo de la toma de posesión de la Tierra Prometida.

 

2º.- Para la Iglesia del Nuevo Pacto, esta Fiesta de Dios, es símbolo de la instauración del Reino Milenial.

 

 

EL SÁBADO DE REPOSO.

 

El relato de las SS.EE. da testimonio que pasado 40 años, tal como fuera la palabra de Dios comprometida con Abraham, Isaac y Jacob, Israel, bajo la conducción de Josué, entra al fin a la tierra prometida (Salmo 78:51-55) sin embargo la historia nos muestra que a pesar de  este momento de gloria; Israel jamás alcanzó la paz y la felicidad que contenía la promesa de Dios, a causa por cierto, de su propia conducta, situación que naturalmente, no podemos holgarnos, (Romanos 11:17-21). El apóstol Pablo, explica con mucha claridad, que si bien es cierto, que con Josué, no fueron alcanzadas la plenitud de las promesas  suscritas por Dios para con su pueblo, todavía falta  la palabra final de su parte; tal como lo dan a entender las Escrituras Griegas: “…ASÍ QUE RESTA QUE ALGUNOS HAN DE ENTRAR EN EL REPOSO, Y AQUELLOS A QUIENES PRIMERO FUE ANUNCIADO NO ENTRARON POR CAUSA DE DESOBEDIENCIA, PORQUE SI JOSUÉ LES HUBIERA DADO EL REPOSO, NO HABLARÍA DESPUES DE OTRO DÍA. POR TANTO QUEDA UN REPOSO PARA EL PUEBLO DE DIOS…” (Hebreos 4:6) De esta manera las Escrituras nos dan a entender la simbología,  que le otorga vigencia al Santo Sábado de Reposo; pues representa, en el maravilloso Plan Divino de Salvación el gran momento del encuentro  de Dios el Padre con sus hijos en la Jerusalén Celestial, (Apocalipsis 21: 1-4).[m2] 

 

 

CUESTIONARIO DECIMOCUARTA LECCION

 

  1. El desarrollo del Reglamento De Culto en una forma ordenada durante el Primer Período de la Ley muestra una absoluta interrelación del devenir de los sucesos históricos de la historia de Israel con el Calendario de las Santas Convocaciones. De acuerdo a este itinerario Israel, luego de recibir el perdón por su rebelión en el desierto finalmente y con la ayuda Dios, puede entrar a la tierra prometida. De la misma manera la simbología que encierran Las Fiestas Solemnes en la era del Nuevo Pacto, hace ver que con la venida de Nuestro Señor concluye el Juicio a la Iglesia cuando sus miembros son resucitados o transformados, en una secuencia lógica ¿Cuál es el símbolo representado por la Fiesta de Cabañas?

 

  1.  Si las escrituras hablan del “Reino De Los Cielos” ¿Qué es y donde se lleva a cabo el Reino Milenial?

 

  1. ¿Que simboliza el 8º día de Cabañas?

 

  1. ¿Por qué si la Fiesta de Cabañas es de siete días se permanecen los 8 días en la cabaña? 

 

  1. ¿Qué simboliza dentro del Plan de Salvación el Día de Reposo?

 

  1. Señale algunos hechos que caracterizarán este momento.

 [m1] [m1]SIMBOLOGIA DE LAS CABAÑAS

 

 [m2]SIMBOLOGIA DEL SÁBADO

Lección 12

LAS TRES ÚLTIMAS CONVOCACIONES DEL AÑO.

LECTURA BÍBLICA1ª CORINTIOS 15:39-58

 

TEXTO DE MEMORIA: “AHORA VEMOS POR ESPEJO, EN OSCURIDAD: MAS ENTONCES VEREMOS CARA A CARA. AHORA CONOZCO EN PARTE; MÁS ENTONCES CONOCERÉ COMO SOY CONOCIDO…” 1ª CORINTIOS 13; 12.

 

 

LA FIESTA DE LAS TROMPETAS.

El ciclo de   Adoración en la parte final del año se inicia con “La Fiesta de las Trompetas”, el día 1° del Séptimo mes, continua el día 10, con “La Solemnidad de la Expiación”, y concluye  finalmente con “La Fiesta de Las Cabañas”.

De la primera Solemnidad con que se inicia este ciclo, la palabra de Dios determina: “En el mes séptimo tendréis Sábado, UNA COMEMORACIÓN, al son de trompetas Estas  particularidades notorias en el texto, que no siempre se les da importancia, invitan a reflexionar ¿Por qué “conmemoración?”. Recordemos que cuando se estaban dando estas leyes en el monte Sinaí, aún estaban lejos de imaginar siquiera lo que sería la vida futura de la nación; sin embargo, ahí está el dicho de Dios “... tendréis una conmemoración y una Santa Convocación...”.

¿Qué hecho singular había de darse en la vida de Israel que pudiera constituirse en una “conmemoración futura” al Sonido de Siete Trompetas? A través de este estudio ya lo hemos visto; pero la generación de aquel entonces, recién cuarenta y un años más tarde conocerían la respuesta; cuando estuvieran rodeando la ciudad, que iba a ser la puerta de entrada a la Tierra Prometida. Pues, La Fiesta de las Trompetas, representaría para Israel el momento maravilloso cuando Dios con su poder, y “al son de Trompetas “derribó los muros de Jericó. El importante nexo que relaciona simbólicamente esta Santa Convocación con la Iglesia en la actualidad, subyace necesariamente,  en la historia del Pueblo de Israel; toda vez que la existencia de la Nación de la Promesa y su desarrollo prefiguran la presencia y desarrollo de este Israel espiritual, que es la Iglesia de Dios en el Nuevo Pacto, como lo hemos podido observar a través del seguimiento realizado en las Escrituras para  el presente estudio.

Pues bien, ¿Cuál es la importancia espiritual que tuvo para Israel la caída de los muros de Jericó?- Primero  que  aquel particular Toque de Trompetas, les estaba señalando que había llegado el momento especial en su historia respecto a la heredad que Dios les había prometido a Abraham, Isaac y Jacob. Segundo, y como consecuencia del anterior, sus faltas habían sido purgadas, es decir, había Concluido El Juicio Divino entablado contra ellos; y tercero, que había llegado el momento de entrar a la Tierra Prometida.

La interrelación de estos tres hechos históricos, no es una casualidad. El Calendario de las Santas Solemnidades, citaba dentro del séptimo mes tres convocaciones en el tiempo de guarda de la cosecha final: La Fiesta de las Trompetas, La Solemnidad de la Expiación y la Fiesta de las Cabañas, eventos que marcarían trascendentalmente el devenir histórico de la nación. Apreciémoslo con más claridad en el siguiente gráfico:

 

LA HISTORIA DE ISRAEL SEGUN  LAS SS.EE.

 

ISRAEL SALVADO DE LA MUERTE =     PASCUA

ISRAEL  LIBRE DEL CAUTIVERIO=        LOS ÁZIMOS

FIESTA DE PENTECOSTÉS=                   ENTREGA DE LA LEY

FIESTA DE TROMPETAS=                       ISRAEL TOMA JERICO

EXPIACIÓN=                            CONCLUYE JUICIO EN EL DESIERTO

LAS CABAÑAS =                     ISRAEL ENTRA A CANAÁN

 

Por su parte, aunque en un distinto escenario, para la Iglesia también hay un Reino Prometido (Juan 14: 1-3) , y sin lugar a dudas, éste va llegar del mismo modo, como lo fue para Israel, es decir, precedido de Trompetas(1ª Tesalonicenses 4:15-17); y no antes que concluya el juicio ya presente entre sus miembros (1ª Pedro 4:17)

De esta forma finalmente a la Iglesia pondrá sus pies en la Tierra Prometida (Zacarías14: 4-5) Por supuesto, todo esto involucra el desarrollo de la Iglesia restaurando la Verdad de Dios (Hechos 3:21), el que se llevará a cabo, de acuerdo al contexto simbólico de las Convocaciones Sagradas del Culto de Adoración. Comprobemos esta última aseveración a través de las Escrituras:

Descontado el hecho archí comprobado en la Palabra de Dios respecto al carácter simbólico de las Solemnidades; el Apóstol Pablo en su  primera carta a los Corintios cap 15: 51 explica: “...He aquí os digo un misterio: Todos ciertamente no dormiremos, mas todos seremos transformados. En un momento, en un abrir y cerrar de ojo a lafinal Trompeta; PORQUE SERÁ TOCADA LA TROMPETA, y los muertos serán levantados sin corrupción, y nosotros seremos transformados...”.

Luego en 1° de Tesalonicenses 4:15, respecto al mismo tema podemos leer: “...Por lo cual os decimos esto en Palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la Venida del Señor; no seremos delanteros a los que durmieron. Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de Arcángel y con TROMPETA DE DIOS, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitaran primero. Luego nosotros, los que quedemos, juntamente con ellos seremos arrebatados a recibir al Señor en el aire, y así, estaremos siempre con el Señor...”. Finalmente, el Apóstol Juan en Apocalipsis 10:7, confirma  “... en los días del Séptimo Ángel, cuando él comenzare a tocar la Trompeta, el misterio de Dios será consumado...”.[m1] 

 

Entre otras muchas Escrituras estas tres enfocan en un acontecimiento majestuoso al son de trompeta que no es otra cosa que el Regreso de Nuestro Señor Jesús para establecer su Reino y congregar su pueblo. La Fiesta de las Trompetas, simboliza para la Iglesia ese particular momento de ahí el carácter a perpetuidad asignado a esta Santa convocación, pues el hecho de observarla, testimonia nuestra esperanza y la fe que tenemos, en las enseñanzas que nos imparten las Santas Escrituras.

Por lo tanto no debemos olvidar las características más peculiares de esta solemnidad instituidas en el Reglamento del Culto:

 

· LA FIESTA DE LAS TROMPETAS ES UNA CONVOCACIÓN INSTITUIDA POR DIOS.

 

· DEBE CELEBRARSE EL DÍA 1° DEL SÉPTIMO MES   BÍBLICO.

 

· DEBE SER CONSIDERADA COMO UN  SÁBADO  SANTO A PERPETUIDAD.

 

· ES SÍMBOLO DE LA VENIDA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

 

 

CUESTIONARIO DUODECIMA LECCION

 

1. ¿Cuál es la relación simbólica de la Fiesta de Las trompetas con la historia de  Israel?

 

2. ¿Cuánto tiempo demoró Israel en llegar a la tierra prometida considerando el año que estuvieron acampando en el Monte Sinaí?

 

3. ¿Cuántas personas de las que salieron de Egipto entraron en la Tierra Prometida?

 

4. ¿Cuál es la razón por la que Israel demoró en entrar a Canaán?

 

5. ¿Cuál fue la última fiesta celebrada antes de entrar a la Tierra prometida  y que otro hecho relevante se dio en esa oportunidad?

 

6. ¿Quién fue el Sumo Sacerdote  que acompañó a Josué en esta ocasión?

 

7. ¿Qué simboliza para la Iglesia Del Nuevo Pacto esta Festividad?

 

8. Mencione las Escrituras que relacionan la venida de nuestro Señor con Las Trompetas.


 [m1] [m1]SIMBOLOGIA TROMPETAS