Click on your flag to translate

Spanish Afrikaans Arabic Bulgarian Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Dutch English Filipino French Georgian German Greek Hebrew Hindi Indonesian Italian Japanese Korean Malay Maltese Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovenian Swahili Thai Turkish Ukrainian Vietnamese Yiddish

2do Tema de Estudio: El Bautismo.

“En verdad te digo, que el que no naciere de agua y de espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” Juan 3:5. La fe en Jesús se manifiesta con el bautismo.

Introducción:

Nos encontramos frente al dialogo entre el Maestro y un fariseo noble llamado Nicodemo. Este hombre se acerca loando a Jesús y reconociéndolo como Maestro enviado por Dios, por ver en          Jesús grandes señales. Jesús de inmediato le responde pronunciando las profundas palabras de vida que leemos en el evangelio de Juan 3: 3. Estas palabras declaran a Nicodemo que no solo basta reconocer a Jesús, pues el Hombre tiene que nacer de nuevo para que pueda entrar en el reino de Dios.

¿A qué se refiere Jesús al decir que hay que nacer otra vez?

Nicodemo de inmediato manifiesta su inquietud al Maestro acerca de cómo puede nacer de nuevo un hombre ya viejo. Y las palabras de vida de Jesús especifican la manera en que el hombre puede hacer esto:

El hombre debe nacer del agua y del espíritu.

¿Qué significa nacer del agua?

Juan el Bautista tuvo la misión de aparejar el camino a Jesús; anunciando su aparición. Las personas que creían en Jesús como el Mesías, por la predicación de Juan, eran bautizadas por El. Leer Juan 1: 25 al 34.

Se nace del agua en el bautismo. Leer Mateo 3:1 al 6.

Como podemos ver en la palabra el bautismo era realizado por Juan en el río Jordán. El bautismo consiste en la inmersión total de la persona en las aguas de un río, como símbolo de limpieza de los pecados y del nacimiento a una nueva vida. Por esta razón Juan bautizaba en agua a quienes creían que Jesús era el redentor de Israel. Es necesario entonces realizar el acto del bautismo como prueba de la fe en Jesús y del arrepentimiento personal del pecado. Juan así enseñaba a quienes iban a Él para ser bautizados y les dijo a los fariseos que el bautismo era hacer un fruto de arrepentimiento. Leer Mateo 3:7 al 8.

Nacer del Espíritu.   Leer Mateo 3: 11

Juan dio a conocer claramente que Jesús era superior a El y que el bautizaba en agua pero que Jesús bautizaría en el Espíritu Santo. Todos los discípulos que se habían bautizado en agua al creen en Jesús más tarde recibieron la promesa del Espíritu Santo en la fiesta de Pentecostés Leer Hechos 1: 4-5 y 2: 1 al 4.

En el mismo relato de Juan podemos leer del verso 13 al 17. Aquí nos encontramos con Jesús acercándose a Juan para ser bautizado y así nacer del agua dejándonos el ejemplo. Es maravilloso ver como se cumple lo que el mismo Maestro dijo a Nicodemo en sus palabras de vida, pues Jesús al salir del agua recibió el Espíritu de Dios en forma de una paloma.

Así nosotros podemos nacer del agua y del espíritu como lo hizo Jesús por darnos el ejemplo. Cuando por la fe aceptamos el sacrificio de Jesús para perdonarnos y darnos entrada al redil de Israel. En el bautismo al salir del agua después de ser sumergidos dejamos atrás nuestros pecados y nacemos otra vez recibiendo el espíritu Santo de Dios por la imposición de manos y de inmediato recibimos la adopción de hijos. Al ser bautizados en el nombre de Jesús no tenemos para que esperar el Pentecostés para recibir el Espíritu Santo. Es en el bautismo que palabras del Eterno diciendo: Este es mi hijo amado en el cual me complazco nos alcanzan a nosotros.

¿Por qué es tan importante el bautismo?

Jesús mismo en sus palabras de vida declara que quien no se bautiza no puede entrar en el Reino de Dios. Pues el bautismo es el Nacimiento a una nueva vida.

En el bautismo se demuestra la fe en Jesús.

Es importante creer en el Señor Jesús como nuestro salvador; como quien murió por nuestros pecados, nos dio entrada al rebaño como el buen pastor que dio su vida por nosotros y nos promete un reino eterno. Pero todo esto se concreta como dijo Juan haciendo frutos de arrepentimiento.

Hemos aprendido que el fruto de arrepentimiento es el bautismo. Este acto se hace por la fe.

La Fe que se divide en tres puntos que son: Conocer, creer y hacer. Analizaremos un ejemplo que nos ayudara a comprender mejor estos tres puntos que tiene la Fe.

 Cierto hombre desde muy niño sentía gran deseo de volar. Así fue que cuando ya era adulto se interesó por el paracaidismo, al ser un deporte aéreo, este hombre pensó que al practicarlo estaría más cerca de realizar su sueño. De esta manera el hombre comenzó a conocer del paracaidismo leyendo revistas acerca del tema. Al conocer más de este deporte creyó que podría practicarlo y decidió lanzarse desde un helicóptero para llevarlo a cabo. Fue así que le pidió a un amigo que lo elevare en su helicóptero para poder lanzarse desde las alturas. Una vez ya en el aire abrió la puerta del helicóptero y con su paracaídas en las espaldas se detuvo muy temeroso mirando hacia abajo. Pensó un largo rato y decidió no hacerlo.

El hombre de esta historia no tubo fe, pues conoció del paracaidismo y creyó que podría lanzarse sin ningún problema. Sin embargo no hizo conforme a lo que conoció y creyó.

Así como este hombre son muchos los cristianos hoy en día, que han conocido a Jesús por medio de las escrituras y han creído que su muerte y resurrección les da la salvación, pero aún no se han bautizado. Por lo tanto lo que ellos creen es fe no lo es completamente, pues les falta hacer conforme al conocimiento y creencia que tienen en Cristo en el acto del bautismo.

Leamos en Los Hechos de Los Apóstoles un ejemplo de la Fe. Hechos 8: 27 al 38.

En este relato podemos observar los tres puntos claves de la Fe.

Conocer:   El funcionario Etíope iba en su carro leyendo las escrituras en el profeta Isaías queriendo conocer de quien hablaba lo que leía. Fue así como el Señor envió a Felipe para que le enseñara y así el Eunuco pudiera conocer de quien hablaban las Escrituras. Durante el camino Felipe le comenzó a predicar desde esa escritura el evangelio de Jesús. De esta manera el etíope conoció a Jesús.

Creer:   Después de conocer el etíope creyó en Jesús como la única salvación y de inmediato le pregunto a Felipe si podía bautizarse. Es de seguro que Felipe le hablo del bautismo durante su predicación. Veamos lo que sucedió Leer verso 37 y 38. Podemos ver como el etíope creyó de todo corazón que Jesús es el hijo de Dios.

Obrar:    Después que conoció y creyó el Etíope fue bautizado y de esta manera demostró su fe, pues conoció a Jesús, creyó en El e hizo conforme a lo que conoció y creyó, haciendo frutos de arrepentimiento es decir bautizándose como lo enseño Jesús en sus palabras de vida, para nacer del agua y del espíritu y así tener la entrada al Reino de Dios.

No podemos obviar que el Eunuco conocía todas las cosas, es decir el Sábado, las Fiestas Solemnes, La Ley alimenticia etc., Pues el relato señalaba que venía de adorar en Jerusalén. Solo le faltaba poner su Fe en Jesucristo el Señor.

Conclusión

Si nos comparamos al Eunuco quizás muchos de nosotros se encuentran en esta situación, pues conocen las Solemnidades, La Ley de Alimentos y el sábado y aun no se han bautizado. Es común escucharles decir: “No estoy preparado todavía” o “Me falta aprender más”. Así han sido muchas las personas que han participado por años en las fiestas y pasan el tiempo sin bautizarse. ¿Estarán siendo como el hombre que quiso ser paracaidista y le falto la fe? ¿A caso Jesús no tiene poder para ayudarnos a lanzarnos al vacío? Como Jóvenes el primer proyecto de vida que debemos tener es bautizarnos, pues muchos de muy niños hemos conocido y creído en el Señor. Debemos saber lo que dice la palabra en Santiago 2:19. Los demonios conocen a Jesús, creen que es poderoso y salva, pero no se someten ni hacen lo que él manda.

Amados el Maestro en sus palabras de vida nos da mandamiento de bautizarnos y una promesa a la vez, de que solo así entraremos en su reino. No esperes arreglar tu vida antes de nacer de nuevo. Comienza por lo correcto que es hacer tu vida como oveja del Buen Pastor. Jesús dio su vida por ti... ¿qué darás tú por él? Dale tu vida en el bautismo, recibirás el Espíritu Santo y así podrás conducir tu vida en forma segura al Reino que Él ha prometido.

Escuchemos las palabras de vida de Jesús. Si te falta conocer más procura conocer más. Así mientras más conoces de Jesús más crees en EL y tendrás una fe completa manifestada en el bautismo.

Preguntas del Estudio.

1.- ¿Qué significa nacer del agua y el Espíritu?

2.- Según los puntos de la fe que hemos estudiado. ¿Cuál o cuáles me falta desarrollar?

3.- ¿Que aprendí de nacer del agua y del Espíritu para aplicarlo en mi vida?

4.- Las palabras de vida que aprendí son: