Click on your flag to translate

Spanish Afrikaans Arabic Bulgarian Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Dutch English Filipino French Georgian German Greek Hebrew Hindi Indonesian Italian Japanese Korean Malay Maltese Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovenian Swahili Thai Turkish Ukrainian Vietnamese Yiddish

JESUS, EL HIJO DE DIOS

“… Y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad…”

Entre los diferentes enfoque que presentan los evangelios respecto al Hijo De Dios y su ministerio terrenal, la perspectiva del apóstol Juan resulta ser en esta oportunidad la más interesante de analizar,  pues, este apóstol entrega  una visión teológica de lo que fue este gran evento espiritual para la humanidad; y en donde aclara todo lo relativo al Hijo de Dios, situación muy importante para la Iglesia Verdadera.

Por esto es importante conocer las declaraciones que escribiera el Apóstol Juan, inspirado por el Espíritu Santo, sobre Jesús a partir del comienzo de su libro:

“…En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios…”

En otras palabras, en el principio existió un ser y este ser llamado el Verbo estaba con Dios, y este ser era también Dios. Esto puede no gustarle a algunos o simplemente no entenderlo, pero es lo que textualmente dicen las Escrituras y no existen pruebas que este sea un pasaje añadido a la Biblia o algo por el estilo.

 

¿Qué más dicen las Escrituras de este personaje?

El verversículo14 del capítulo 1 de Juan dice textualmente: “… Y aquel Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, como El Unigénito del Padre, lleno de gracia y Verdad…” La declaración del apóstol  aclara que este ser, El Verbo, que existió desde el principio se hizo carne, y que él junto a otras personas vieron su grandeza cuando se presento físicamente como el Hijo Único De Dios. De acuerdo a esta revelación, se entiende que el Verbo es, Jesús, el Hijo de Dios, el Padre y Dios también en esencia. (1ª Juan 5:20).

 

¿Cómo queda entonces el versículo 1º de Juan 1  a la luz de estas aclaraciones del apóstol?-  “En el principio era el Hijo de Dios, Y el hijo de Dios era con Dios, Y EL HIJO DE DIOS, ERA DIOS…”.

Y esto no puede entenderse de otra manera, pues no hay otro ser que habiendo estado con Dios, El Padre, se encarnara y viniera e estar con los hombres en la tierra con las virtudes y la santidad sino nuestro Señor Jesucristo ( Juan 6:46)

 

¿Por qué no se le nombra desde el principio como Jesús? ¿Por qué el Verbo?.

Esta nominación en el original en las Escrituras Griegas, es “Logos”, y significa “Palabra”.  Este nombre para el Hijo De Dios obedece a que en el principio los nombres señalaban la esencia del nominado, y en este particular caso, el Hijo de Dios sería la palabra del Padre para con la humanidad, por cuanto Dios, El Padre; no iba a tratar directamente con el hombre hasta que no fuera erradicada la maldad de la sociedad.

 

¿Qué función cumplió el Hijo de Dios como el Verbo? “Dios habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras, en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, al cual constituyó heredero de todo,POR EL CUAL  ASIMISMO HIZO EL UNIVERSO…”

(Hebreos1:1y2) El apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo, declara que Dios, El Padre, a través de su Hijo (El Verbo) en el principio crea el universo y que éste existe por Él y para Él (Colosenses 1:12-17, Juan 1:3).

Todas estas declaraciones dejan en claro algunos conceptos que son parte del  patrimonio doctrinal de nuestra Iglesia:

 

 

 

  • Las Escrituras establecen que es Dios el ser que existe por siempre sin principio ni fin de días.

 

  • Es Dios el ser que tiene la capacidad d generar vida de la nada.

 

  • A Dios, el Padre nadie le ha visto, ni oído su voz.

 

  • Las mismas Escrituras señalan que hubo personas en el pasado que si vieron y hablaron con Dios.

 

Si quiere saber más sobre esto vea el tema completo.